Puntos suspensivos en las citas textuales

Para indicar la supresión de una palabra o un fragmento en una cita textual se utilizan los puntos suspensivos entre corchetes […] o, menos frecuentemente, entre paréntesis (…). En estos casos, no se debe alterar la puntuación original del texto por lo que se conservan los signos necesarios para mantener la continuidad lógica, gramatical y ortográfica.

«¡Qué extraña familia […]! ¡Qué extraña y qué  terrible!»

No es necesario marcar la supresión de texto al comienzo o al final. Pero si se desa dejar claro que la cita no se realiza desde el principio del enunciado o que continúa más allá de la última palabra reproducida se colocan puntos suspensivos sin paréntesis ni corchetes.

Al final de la obra, don Quijote pide «… un confesor que me confiese y un escribano que haga un testamento».

Al final de la obra, don Quijote pide «… un confesor que me confiese y un escribano que haga mi testamento…».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ortografía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja tu comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s